En el día de ayer mantuvimos un encuentro con representantes de los trabajadores afectados por el inminente cierre de Eroski en el Centro Comercial Los Alcores para poner sobre la mesa distintas soluciones y medidas para facilitar la reinserción laboral, así como comentarles las distintas iniciativas de implantación comercial a corto plazo que supondrán numerosas oportunidades de empleo. 

Nuestro objetivo fue conocer su situación laboral,  ofrecer la interlocución municipal  ante la empresa y plantear alternativas que faciliten la reinserción del conjunto de empleados en nuevas iniciativas comerciales que puedan producirse en la ciudad.

En el encuentro planteamos que, desde el ayuntamiento, se vienen manteniendo contactos con la compañía vasca para que el proceso de liquidación de la relación laboral de los trabajadores afectados por el cierre de su superficie comercial en Alcalá  tenga plenas garantías y  puedan obtener unas indemnizaciones justas.

De igual forma la alcaldesa, Ana Isabel Jiménez, les ha informado de las futuras expectativas comerciales que se están abriendo en la ciudad y que, dada experiencia acumulada de estos trabajadores,  pueden ser posibilidades para el reingreso de los mismos, en el mercado de trabajo a corto y medio plazo.

En este sentido se les ha transmitido que desde el Ayuntamiento se contempla con optimismo  las posibles propuestas de futuro que se están estudiando para el Centro Comercial Los Alcores  pues, en los últimos días, se han mantenido encuentros y contactos de  responsables del equipo de Gobierno  municipal, con directivos de las empresas que gestiona  el Centro Comercial  y que permiten  mirar al futuro con perspectivas satisfactorias sobre la consolidación de este espacio al pie de la Autovía A-92.

Al respecto se ha vuelto a poner de manifiesto que: la localización geográfica del mismo, con gran visibilidad desde la autovía, el renombre y aceptación de las firmas inquilinas ,que actualmente se ofrecen  dentro de su espacio comercial, el crecimiento de la ciudad así como el  de los núcleos urbanos que la rodean y la recuperación del negocio de los centros comerciales, tras el aumento del consumo que se viene registrando en los últimos años, suman un conjunto de valores que hacen muy interesante la implantación a corto y medio plazo de nuevos negocios.

Por todo ello y según se desprende de las impresiones recibidas por los  responsables municipales parece que la propiedad mayoritaria  del  centro Comercial Los Alcores ya trabajan con la llegada de varias líneas de negocio que podrían ocupar la superficie que la empresa vasca Eroski ha dejado.

Desde el equipo de gobierno se ha solicitado mantener un cauce de comunicación permanente para conocer los pasos que la propiedad mayoritaria  de la superficie comercial y de ocio vaya dando al respecto y, de esta forma, facilitar la posible cooperación empresarial y el contacto con emprendedores locales y la agilización  de los procesos administrativos que se requieren para el inicio de cualquier actividad comercial en la ciudad.

Al tiempo también se ha ofrecido la experiencia de los servicios municipales de Desarrollo Económico para la puesta en marcha de futuras acciones de formación facilitando, llegado el caso, la utilización de las instalaciones del Centro de Formación y Empleo  del ayuntamiento  por parte de las empresas para desarrollar sus propios planes formativos.