Ana Isabel Jiménez diseña un plan de apoyo al pequeño comercio de Alcalá  con un paquete de medidas que incluyen la creación de Planes de Centro Comercial Abierto, reducir la concesión de nuevas licencias a un tiempo máximo de 15 días y la eliminación de la tasas de apertura de negocio y de basuras a comercios que no generan residuos propios.

La alcaldesa de Alcalá de Guadaíra, y candidata a la reelección por el PSOE, Ana Isabel Jiménez, ha visitado distintos comercios de la zona centro en los que ha explicado sus compromisos de gobierno para la próxima legislatura si vuelve a conformar gobierno tras las elecciones del próximo 26 de mayo.

Entre ellos, ha diseñado un paquete de medidas para la promoción del pequeño comercio de proximidad, como el tradicional alcalareño de la zona centro. Jiménez se compromete a elaborar, en coordinación con la Junta de Andalucía, tres Planes de Centro Comercial Abierto que, en un principio, se enclavarían en las zonas Centro, el entorno de Silos y Avenida de la Constitución y las zonas Nueva Alcalá́ y San Agustín, en cuyo diseño participarán los comerciantes y se proponen incentivos de promoción y desarrollo.

Otras de las medidas que el PSOE alcalareño introduce en su programa de gobierno es el compromiso de tramitar las licencias necesarias para abrir un negocio (declaraciones responsables y licencias de actividad) en un máximo de 15 días, reduciendo considerablemente el espacio de tiempo para la apertura del mismo.

Siguiendo con el objetivo de simplificar y facilitar los trámites burocráticos, Ana Isabel Jiménez abrirá la Oficina de Atención a Empresas también en horario de tarde.

Una de las medidas estrella que mejor ha sido recibida por los comerciantes y emprendedores es la eliminación de la tasa municipal de apertura para pymes y comercios, así como también la supresión de la tasa de basuras a profesionales y actividades de autónomos que no generan residuos propios.

Todo este paquete de medidas se verá regforzado con el Plan de Transformación del centro urbano en un espacio integrado en la ciudad y para la convivencia con la puesta en valor de todo el Patrimonio Urbano del que goza Alcalá de Guadaíra, como el Molino de la Mina, en el que además de acercar a los vecinos al centro de la ciudad, será un gran aliciente para turistas a nuestra ciudad que incidirá en el consumo, el empleo y la riqueza de la ciudad.